Introducción

El consumo de opioides de prescripción no es una mala práctica por si misma, siendo útil en el manejo principalmente de cuadros diversos de dolor de difícil manejo; sin embargo su uso no médico se ha convertido en las últimas décadas en un problema de salud pública de alcance mundial, siendo incluso, en algunos países anglosajones la primera causa de muerte por sobredosis de opioides, superando el consumo de heroína como causa de fatalidad. (Rudd, 2016). Esto causa una controversia en su tratamiento, ya que, aunque en dichos países genera un riesgo alto de muerte por sobredosificación, el hecho de que sea formulado por personal médico, conlleva a que: a. Sus usuarios posean una patología médica no (originalmente) derivada del consumo de sustancias, b. Presenten un perfil sociocultural significativamente distinto a los consumidores de opioides ilícitos (heroína), c. Su reserva ambiental sea relativamente favorable y d. No se reconozcan a si mismos como consumidores problemátios de estas sustancias.

El consumo de opioides es la carcel del alma
By kazan.vperemen.com – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=53409253

 

El estudio POATS y los opioides de prescripción en Norteamérica

Recientemente se publicó el estudio POATS (Prescription Opioid Addiction Treatment Study), publicado en Abril de 2017, el cual fue diseñado con un enfoque que tomaba estas diferencias poblacionales en cuenta, y a si mismo se pregunta si es pertinente para estas personas un tratamiento similar al ofrecido para consumidores de heroína; vale la pena aclarar sin embargo que el tratamiento iniciado fue con una combinación de buprenorfina y naloxona (bup-nx o suboxone en otros países), de uso frecuente en Europa y Norteamérica, y que a pesar de una muy rica experiencia clínica satisfactoria, no está disponible actualmente en varios países de América Latina. Una de las dificultades de dicho estudio se basa en que en su gran mayoría, la población estudiada tenía patologías de base (excluyendo cáncer) que cursaban con dolor crónico y que por esta misma causa eran elegibles para un manejo médico con opioides.

 

Discutiendo el estudio POATS

Debido a que en la mayoría de los casos el uso de opioides se tornó crónico, llama la atención que al momento del estudio 57% de los pacientes estudiados (de una muestra de 653 pacientes) consumían opioides para evitar los síntomas de abstinencia y solo 23% referían consumirlos para controlar el dolor; Debido a las particularidades de la metodología del estudio, varios hallazgos surgieron que son interesantes, entre los cuales podemos mencionar que el uso de opioides de prescripción tiene un mejor pronóstico a largo plazo que el consumo de heroína (siendo que ya se establecen parámetros estadísticos claros que lo soportan, mas allá de las diversas teorías que sustentan el consumo problemático de las drogas); otro factor de buen pronóstico es la presencia al momento del inicio de la prescripción de opioides de trastorno depresivo mayor (situación cuya base farmacológica será sujeto de discusión en una futura entrega). El consumo previo de heroína (no activo al momento del inicio de opioides de prescripción médica) fue el único factor de mal pronóstico durante el estudio.

El consumo de opioides es la carcel del alma
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b2/Lonely_addict_man.jpg/640px-Lonely_addict_man.jpg

 

Un ejemplo práctico en América Latina: diferentes tratamientos para la adicción a opioides

En mi experiencia en el manejo de pacientes con problemáticas derivadas del abuso y la dependencia a opioides de prescripción, encontré que frecuentemente estos se daban por una formulación excesiva de acetaminofen con codeína, morfina y más frecuentemente tramadol (haciendo énfasis en la población general, ya que en el ámbito de la salud, el comportamiento de las conductas adictivas difiere en distintos aspectos); normalmente he evidenciado que estas fallas se han dado por subestimar el potencial adictivo de estas sustancias, las fallas para identificar aquellas conductas disruptivas que sugerirían un estado de dependencia, y la escasa formación continuada de los médicos de atención primaria respecto al manejo de opioides de prescripción. Sin embargo se deben aplaudir esfuerzos internacionales como las estrategia Treatnet de la UNODC para la formación de profesionales en atención primaria enfocado al manejo de las conductas adictivas (incluso con un muy bienvenido enfoque interdisciplinar que si bien no es fácil de aplicar por cuestiones logísticas y de recursos, apunta en la dirección correcta).

 

Un pensamiento final

Es esperanzador sin embargo el avance hecho por este estudio, donde se demuestra que el pronóstico de estos pacientes no es tan sombrío como se pudo haber pensado unas décadas atrás, respaldando el postulado que la inclusión social y un ambiente favorable minimiza el deterioro personal que pueden llegar a sufrir estos.
Sería desde mi punto de vista muy deseable un estudio de replicación en América Latina, ajustado a nuestros esquemas de tratamiento, nuestros protocolos y las características particulares de acceso a la salud, con el fin de generar nuevas políticas de promoción prevención y educación en salud que finalmente mejorarán la calidad de vida de nuestros pacientes.

Invito al lector a involucrarse en el programa de la UNODC en su estrategia Treatnet, es una herramienta educativa sencilla, escalable y diseñada para su continua actualización, diseñada en módulos que permiten informar tanto al médico especialista en adicciones como al contacto lego, como educadores y gestores comunitarios.

Referencias:

  • Rudd, R. A., Aleshire, N., Zibbell, J. E., & Gladden, R. M. (2016). Increases in Drug and Opioid Overdose Deaths-United States, 2000-2014. American Journal of Transplantation, 16(4), 1323-1327. doi:10.1111/ajt.13776
  • Weiss, R. D., & Rao, V. (2017). The Prescription Opioid Addiction Treatment Study: What have we learned. Drug and Alcohol Dependence, 173. doi:10.1016/j.drugalcdep.2016.12.001
  • Brown, D. (n.d.). Treatnet. Retrieved June 21, 2017, from http://www.unodc.org/treatment/index.html
Medico especialista en Adicciones, UCLAM // Estudiante en Fellow en Demencias, Asociación Psiquiátrica Argentina

4 Thoughts on “Acerca del uso no controlado de opioides de prescripción”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *